💪Shaker GRATIS en compras mayores a $999⭐

¿Qué es la nueva dieta?

por Contacto Soccer en December 06, 2021

¿Sabías que lo que comes impacta en tu salud y enfermedad? ¿Sabías que lo que decides comer afecta al medio ambiente? Actualmente existe evidencia científica sustancial que nos dice que lo que decidimos comer va influir en la salud humana y el cuidado-impacto ambiental.

Los alimentos significan mucho, siendo estos la mejor y potente forma de sacarle provecho a la salud humana y la sostenibilidad ambiental en el planeta. Sin embargo, los alimentos amenazan actualmente tanto a la salud de las personas como al medio ambiente.

En el 2019, la Comisión EAT-Lancet, la cual es una organización sin fines de lucro coordinada por la revista científica The Lancet, reunió a 37 científicos líderes de 16 países en diversas disciplinas, incluida la salud humana, la agricultura, las ciencias políticas y la sostenibilidad ambiental con el fin de desarrollar objetivos científicos mundiales para dietas saludables y una producción sostenible de alimentos.

Ellos determinaron dos cosas:

  • 1.- El consumo excesivo de carne roja y carne roja procesada tiene que disminuir.
  • 2.- El consumo excesivo de tales alimentos está contribuyendo a un impacto ambiental negativo.

 
La nueva dieta es consumir más alimentos de origen vegetal
 
EAT-Lancet determino que han surgido una gran cantidad de trabajos sobre los impactos ambientales de distintas dietas, y la mayoría de los estudios concluyen que una dieta rica en alimentos de origen vegetal y con menos alimentos de origen animal proporciona beneficios tanto para la salud como para el medio ambiente.
         
Específicamente el consumo mundial de frutas, vegetales y hortalizas, nueces, semillas y legumbres deberá duplicarse, y el consumo de alimentos como la carne roja y el azúcar deberá reducirse en más del 50%.
 
De hecho, en este año 2021, la Academia Española de Nutrición y Dietética y el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietitas-Nutricionistas publicaron su postura sobre el consumo de carne y la relación que tiene con la salud y el medio ambiente.

Ellos concluyen el fomento del consumo de alimentos frescos y poco procesados de origen vegetal propios de la dieta mediterránea, como las frutas y hortalizas, legumbres, cereales de grano entero y sus derivados, aceite de oliva, frutos secos y semillas, entre otros, y por ende, limitar el consumo de alimentos de origen animal en general y promover la reducción del consumo de carnes en particular las carnes rojas y procesadas, promoviendo en todo momento un patrón alimentario saludable y sostenible, y no centrándose únicamente en un grupo de alimentos.
 
En la práctica
 
No tienes que ser una persona vegana o vegetariana para dejar de consumir carne.

Tampoco es necesario eliminarla completamente de tu alimentación, el punto es tratar de consumir la menor cantidad.

Te compartimos algunas recomendaciones para poner en práctica y puedas comenzar a beneficiarte en salud e impactar positivamente en el medio ambiente.
Estas sugerencias están basadas en la postura de la Academia de Nutrición y Dietética, seguro te ayudaran:
 
1.- Aumentar el consumo de alimentos de origen vegetal como frutas y hortalizas, legumbres, cereales de grano entero y sus derivados como los panes integrales y altos en fibra, así como comer más frutos secos y semillas oleaginosas en un contexto alejado del consumo de alimentos de origen animal como carnes, pescados, huevos y quesos, y de forma particular, reducir el consumo de carnes rojas y procesadas.

2.- Si se eligen alimentos de origen animal dar preferencia al consumo de huevos, quesos, pescados y carnes de aves y conejo con una frecuencia de consumo semanal de 2 - 3 veces.

3.- Limitar carnes rojas como la ternera, cordero, cerdo, res; así como de carnes rojas procesadas siendo principalmente el peperoni, salchichas, chorizos, salami y jamones.

4.- Consumir al menos 5 raciones entre frutas y hortalizas al día, puede ser más cantidad. Entre mayor la cantidad de hojas verdes y verduras, así como una cantidad moderada de frutas, mucho mejor.

5.- Consumir al menos 3 ó 4 raciones de legumbres a la semana. Las lentejas, garbanzos, frijol de soja, alubias, chicharos y otras variedades de frijoles son excelente opción para tus comidas, aparte de que aportan proteína vegetal.

6.- Elegir cereales integrales; trigo, arroz, panes, maíz, papa, camotes, quínoa, amaranto, avena.

7.- Evitar especialmente los productos alimenticios ultraprocesados, de elevado contenido calórico, ricos en azúcares añadidos, sal y grasas saturadas como son la comida rápida, alimentos precocinados, dulces, pastelería, confitería, bollería industrial, snacks de aperitivo fritos y salados, salsas comerciales y bebidas refrescantes con azúcar o edulcoradas.

8.- Llevar una vida mucho más activa y reducir el sedentarismo llevando a cabo actividades de ejercicio físico con mayor frecuencia y de intensidad moderada.

9.- Apostar por el consumo de alimentos de la región y de temporada, contribuyendo así a promover la economía local, y a ser posible producidos de forma respetuosa con el medio ambiente y protegiendo el bienestar animal, particularmente en el caso de los huevos, quesos, pescados y carnes, eligiendo aquellos que se hayan producido de forma sostenible con métodos extensivos y tradicionales.

10.- Comienza de poco a poco. Puedes decidir sustituir la carne de una comida por huevo o queso, o si te atreves, añadir más verduras como champiñones u hojas verdes con aderezos saludables. También puedes sustituir la carne con las legumbres como los frijoles o lentejas.
 
Al final, lo que te sirves en el plato todos los días impacta en tu salud y en el planeta

¿Lo habías pensado?

Te invitamos a poner en práctica la nueva dieta, que sin duda alguna es la nueva base para tu salud y para las generaciones futuras.