¿Es sano el ejercicio durante el embarazo?

por Contacto Soccer en April 25, 2022

El embarazo es un proceso fisiológico en donde trae ciertos cambios a la mujer, desde aspectos hormonales hasta físicos. Algunos aspectos físicos que podemos mencionar son el aumento de peso y los dolores de espalda.

Desde la antigüedad se hablaba del embarazo como algo negativo para la salud de la mujer (incluso comparándola con una enfermedad). En la actualidad entendemos este proceso fisiológico de la mujer como algo normal y hermoso.

Existen ciertos tabúes cuando se habla de la relación del ejercicio y embarazo, incluso especialistas de la salud debaten acerca de que si una mujer embarazada puede realizar este tipo de actividad sin que la madre y el feto corra algún tipo de peligro. Algunas preguntas que se hacen los especialistas abarcan desde:

¿Qué tipo de ejercicio es el mejor durante el embarazo? y ¿Qué intensidad se necesita para no poner en riesgo la salud. Estos son solo algunas de las preguntas más comunes al momento de prescribir el ejercicio en mujeres embarazadas.

La actividad física y el ejercicio traen muchos beneficios a nuestro cuerpo, nos ayuda a mantener un estilo de vida positiva y nos enfoca a desempeñar de  mejor forma cada una de nuestras actividades diarias. El caso de las mujeres embarazadas no presenta diferencia en estos beneficios.

 

¿Por qué realizar ejercicio durante el embarazo?

Cada de uno de los profesionales enfocados al cuidado de las mujeres embarazadas coinciden que los beneficios del ejercicio durante este periodo son muchos, así como la individualización al momento de aplicar algún plan de entrenamiento y la modificación de estos programas a lo largo de la evolución del embarazo y las semanas correspondientes del mismo.

Según las últimas publicaciones del Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología (ACOG) en 2020, las mujeres embarazadas que no sufran ninguna complicación deben realizar ejercicio físico al menos de  20 a 30 minutos todos los días de la semana.

La realización de actividad física en el embarazo mejora el parto (Gouveia, 2007) y hay una menor necesidad de intervención obstétrica (Melzer, 2010).

 Las mujeres que están en buen estado físico y que realizan cierta actividad física durante su embarazo tienen tendencia a experimentar menos dolor durante el alumbramiento, lo que puede obedecer a una mayor concentración de opiáceos en sus cuerpos (Artal, 1995).

Dentro de los beneficios que el ejercicio físico en mujeres embarazadas encontramos el mejoramiento de su condición cardiovascular, corrección de su postura y mantener un mejor humor (reducción del estrés y depresión).

 

Razones para no realizar ejercicio en el embarazo 

Existen ciertas circunstancias en donde el ejercicio físico en las mujeres embarazadas presenta un cierto riesgo  y es el profesional de la salud el encargado de evaluar y tomar la decisión si continuar con el plan de ejercicio o recomendar guardar reposo. Entre algunos factores en las que hay que considerar parar o evaluar el ejercicio físico se encuentran:

  • Enfermedades cardiovasculares o respiratorias.

  • Trastornos alimentarios.

Aunque en la actualidad existen diversos estudios que valoran el ejercicio físico en el embarazo, se continua teniendo muchas dudas en relación a la intensidad, tiempo y que tan frecuente  se debe hacer alguna actividad física en el periodo de embarazo.

 

Conclusiones

Antes de empezar a realizar algún ejercicio durante el embarazo, es importante hacer una evaluación diagnostica con un profesional de la salud, para que pueda descartar cualquier tipo de problema y de este modo preinscribir el ejercicio más adecuado.

Entre las actividades más recomendadas para las mujeres embarazadas podemos encontrar la caminata, yoga y bicicleta.

 No es recomendable hacer ejercicios de acto impacto (evita aquellos movimientos bruscos y que exista riesgo de caídas)

La elaboración de un plan de entrenamiento debe estar enfocada a la individualización.